Diseño para un Ullastre

A continuación se muestra el diseño propuesto para un Ullastre (Olea sylvestris) propiedad de Vicente Patón. En la primera foto aparece el árbol en su estado actual. Tras un análisis rápido lo primero que se podría argumentar, si consideramos que el árbol encaja mejor por su excelente tachiagari con el estilo bunjingi, es que quizá la copa resulte demasiado voluminosa, restando protagonismo al verdadero centro de atención de este tipo de árboles, que no es otro que su retorcido y caprichoso tronco. La categoría bunjingi debe transmitir elegancia, delicadeza, fluidez, ligereza y por ello resulta tan difícil conseguir crear un bonsái, que con tan pocos elementos logre expresar tanto. Se trata de formas sutiles de difícil consecución, que la mayoría de veces solo están al alcance de las manos experimentadas de alguien que ya domina con maestría el resto de estilos.

En el diseño original es posible apreciar algunas características que pueden afectar negativamente a su percepción estética. Por un lado la rama principal o de carácter (sashieda) desciende vertical como un plomada, lastrando la fluidez del tachiagari que trata de elevarse. Además gran parte del recorrido de esta importante rama, transcurre en dirección hacia el interior de la curva del tronco. Finalmente, ésta marca el movimiento a la izquierda resultando contrario al del ápice, que lo hace a la derecha. Esta situación crea dos fuerzas opuestas que restan dinamismo. Por otro lado, la ascensión caótica e interesante del tachiagari se ve súbitamente frenada en el tercio superior, al volverse de repente bastante recto, disminuyendo en gran parte su atractivo.

En el dibujo propuesto del posible futuro diseño para este olivo silvestre, se contemplan todos estos defectos y se buscan soluciones. La copa resulta menos pesada integrándose mejor con el tronco y en la posición que ocupa logra disimular el tramo recto de arriba. Ahora la sashieda junto con el ápice continúan y prolonga el movimiento del tachiagari que asciende hacia las alturas.

Así todos sus elementos logran mejorar algunos aspectos importantes en estética como son la compacidad, la unidad, el equilibrio, el ritmo, el impulso, que redundarán en una mayor armonía del conjunto.

Estado actual del Ullastre.

Elementos identificados que crean confusión.

Diseño propuesto.

Estudio de Árboles Kokufu

Aunque la imagen que se muestra más abajo pueda parecer a simple vista producto de los garabatos realizados por un niño, lo cierto es que los diferentes colores en realidad señalan algunos de los elementos del diseño, que se estudian en las Clases de Estética del Curso sobre Arte Bonsái impartido por la Escuela. Generalmente un bonsái resulta mucho más atractivo si se saben trabajar todos estos conceptos, de sobra conocidos en otras disciplinas artísticas, como la pintura, escultura, etc. No por casualidad se analizan y frecuentemente los utilizan los artistas, para recrear en el espectador que se deleita frente a una obra de arte, las sensaciones que su autor quiso provocar. Ahora, con los Temas 5, 6, 7 y 9 es posible averiguar por qué algunas obras maestras del bonsái, nos resultan tan sumamente bellas cuando las contemplamos. Al enfrentemos a la formación de un ejemplar como futuro bonsái, será mucho más sencillo obtener un resultado satisfactorio si conocemos y trabajamos previamente estas técnicas. Por ello, es muy importante tenerlas en cuenta y dominarlas si se quiere mejorar la calidad de nuestros árboles.

  • Visita el apartado de Clases Teóricas de la Escuela, donde podrás descargar los diferentes Temas:

Curso de Arte Bonsái

Nivel de los Talleres

La Escuela Sagunt Bonsái cree en un tipo de enseñanza diferente, donde los asistentes no sólo se llevan un árbol con un nuevo aspecto, sino que también aprenden multitud de técnicas necesarias para conseguir el diseño previamente definido del futuro bonsái. Son ellos con sus propias manos los que van trabajando y utilizando las diferentes herramientas disponibles para alcanzar su dominio, siempre bajo la atenta supervisión del maestro que rápidamente detectará y corregirá cualquier posible fallo.

Uno de los aspectos que más valoran nuestros alumnos es el aprendizaje continuo. Por ello, se aprovecha el tiempo empleado en los talleres, para repasar todos los contenidos de las clases teóricas, incidiendo más si cabe en las cuestiones de estética, que son las más complejas de asimilar.

 

Talleres de Madera Muerta

En los Talleres de la Escuela, los Alumnos tienen la oportunidad de aprender a trabajar las zonas de madera nueva o artificial que traen los árboles mediante el uso exclusivo de herramientas manuales. A continuación se muestra una fotografía con los detalles del resultado obtenido y dos vídeos explicativos de las técnicas empleadas, donde se puede apreciar la calidad de los acabados. Posteriormente, durante uno o dos años de exposición sin protección a la intemperie (sol, viento, humedad, sequedad), conseguiremos que se vayan formando las microroturas en la madera necesarias para aportar mayor naturalidad y mejorar aún más su aspecto inicial. Finalmente, cuando las superficies hayan adquirido la textura deseada se limpiarán, aplicando seguidamente líquido de Jin en la proporción adecuada a cada especie para garantizar su protección y conservación en el tiempo. Las imágenes hablan por sí solas…

 

Taller con Javier (Parte II)

Hoy, segundo día de Taller con Javier de Guadalajara. En esta ocasión los árboles trabajados han sido dos Acebuches (Olea sylvestris). Ambos ejemplares necesitaban que se les arreglara la madera artificial que mostraban en el frente, para mejorar su aspecto final. La utilización exclusiva de herramientas manuales, permitió conseguir un acabado mucho más natural y por consiguiente más creíble.

En el primer olivo, como todo el verde se alejaba de los interesantes jines, que se identifican con el punto focal del diseño, fue necesario separar toda la parte viva de la madera y realizar posteriormente una gran torsión de 180 grados, para mejorar en definitiva la compacidad y sobre todo la unidad y armonía del conjunto del futuro bonsái.

El Segundo, necesitaba una reforma completa de una zona de madera muerta, resto de una antigua herida y seguidamente se llevó a cabo una poda de selección, con alambrado, posicionamiento de ramas y creación de masas de verde. A continuación se muestran los resultados:

Primer árbol antes de los trabajos.

Diseño acabado.

Separación de la parte viva superior mediante fuerte torsión.

Aspecto inicial de la madera.

La misma madera tras el empleo de herramientas manuales.

Olivo previo al modelado.

Resultado final.

Detalle de la zona de madera muerta creada.

Javier con uno de sus acebuches, tras su paso por el Taller.

Página 4 de 22« Primera...23456...1020...Última »