Bunjin-gi

El estilo Bunjin-gi (文人木) se muestra tan libre, que parece violar todos los principios de las formas de un bonsái. Su estilo indefinido carece de una forma específica, por lo que es difícil de describir, y aunque su esencia es simple, resulta muy expresivo. Sin duda, su característica más obvia son sus líneas, que expresan y realzan la vejez, así como unas condiciones climáticas de extrema dureza.

Jonh Yoshio Naka

El Tokonoma

El Tokonoma es una alcoba situada en la habitación principal de las casas tradicionales japonesas. Este sitio tiene como finalidad mostrar objetos bellos para ocasiones especiales, tales como Año Nuevo, Festivales y Bodas. Se trata de un lugar sagrado, elevado por encima del nivel del suelo. Durante cierto tiempo, los bonsáis no se exponían en el Tokonoma, al ser considerados árboles sucios, que habían crecido en el exterior de un jardín, estando destinado este espacio a figuras (Tenpai), piedras (Suiseki) y arreglos florales (Ikebana).

Por aquella época empezó a generalizarse el uso del musgo, para cubrir la superficie del sustrato de los bonsáis, que junto con la limpieza y mantenimiento de las macetas, dieron a los árboles un aspecto más limpio y atractivo, lo que permitió su exhibición en un Tokonoma. Esta escuela de pensamiento (Keido), elevó el bonsái a un nivel superior, permitiendo mostrarlos en una zona reservada hasta ahora a los rollos (Kakekiju) y otras obras de arte japonés.

image

Keido y Kazari

Lo primero y más importante que se debe comprender del Keido (arte de exponer un bonsái), es por qué fue creado y cuál es su papel. El significado de este término japonés, traducido, sería deleitarse o complacer el espíritu. El profesor japonés Ichiu Katayama, tras años de análisis, perfeccionó el estudio de la presentación de los bonsáis. Para su comprensión escribió el manual Keido Katayama Ryu, que se compone de tres volúmenes y forma parte del temario impartido en las clases de su prestigiosa escuela.

Por otro lado, la palabra Kazari en japonés significa exhibir. El nombre por sí solo o usado con un sufijo como en la expresión “Toko Kazari”, se utiliza cuando se muestran árboles en un Tokonoma. Por su parte, el término “Seki Kazari” se emplea para presentar bonsáis en lo alto de una mesa. Ambas formas de exponer, siguen muchas reglas y tradiciones, que son las que se verán cuando se aborde ese tema en nuestra Escuela.

image

Clase Teórica en la Escuela

La Escuela Sagunt Bonsái impartirá en septiembre una interesante clase, que nos permitirá adentrarnos en el sorprendente universo del bonsái, a través de los ojos de Seya Takeshi, gran teórico de este noble arte…

image

¡Os esperamos!

Sábado 10 de Septiembre de 2016
Hora: 10:00-13:00 h
Lugar: Puerto de Sagunto (Valencia)
📬 E-mail
☎️ (+34) 693009493

La Dimensión del Arte

El bonsái comienza a considerarse un arte en Japón en la mitad de los años 20, en la era Meiji (hace casi un siglo). En esa época también comienza a dominarse la manera de reducir las hojas o de alambrar las ramas.

Hasta entonces, no se podía decir que los bonsáis que existían fueran obras de arte. En comparación con otras artes el bonsái va con retraso, y por eso se hace necesario aprender de otras disciplinas artísticas más avanzadas para mejorarlo. Por otro lado, hay gente que piensa que como el bonsái se hace con árboles, hay suficiente con aprender mirando la naturaleza. Pero las otras artes también van nacer de la naturaleza, hasta que llegó un momento en el que comenzaron a elevarse y lo superaron. El bonsái, como las otras artes, también debe ascender por encima de la naturaleza en estado salvaje.

Cuando vemos los bonsáis famosos, nos sentimos emocionados con su sola presencia, pero en el fondo sentimos también dentro de nosotros, que en la naturaleza no hay árboles como estos, y que su creación como bonsáis ha llegado a ser un arte.

Autor: Seya Takeshi

image

Página 20 de 24« Primera...10...1819202122...Última »