Blog

8 07 2018

Talleres de Verano

Por |2018-07-08T21:54:10+00:008 julio 2018|Talleres|Sin comentarios

Este fin de semana tocaban talleres en Carranque (Toledo), para ir llevando los árboles al día, pues es de la única forma que conseguiremos al final un bonsái bien formado. Los trabajos en esta ocasión consistieron entre otros, en practicar el “mekiri” a un Pino Marítimo (Pinus pinaster) y varios Pinos Negros japoneses (Pinus thunbergii), efectuar la primera formación de un shohin de Acebuche (Olea sylvestris) y avanzar con las técnicas adecuadas en el control de las diferentes zonas de vigor, de una Sabina Rastrera (Juniperus sabina) en proceso de refinado.

A continuación os mostramos fotos de los resultados… ¡Esperamos que os gusten!

Pino antes de trabajarlo.

Mekiri y posicionado de ramas.

Javier con su pino.

Estado inicial del Acebuche.

Creación de madera y primera formación.

El árbol terminado por el momento.

Refinado de Sabina Rastrera.

El propietario mostrando su tamaño.

Mekiri en Pino Negro Japonés.

Algunos de los ejemplares trabajados en el Taller.

21 06 2018

Mis Tesoros

Por |2018-06-21T16:39:56+00:0021 junio 2018|Filosofía|Sin comentarios

Aprovecho la ocasión para mostraros estas dos pequeñas joyitas de mi colección, que me llenan en cuerpo y alma, alimentando ese lado salvaje que llevo dentro y que tanto me inspira en mis creaciones de bonsái… Expresan muy bien la naturaleza que tanto amo y sin la cual la vida en este Planeta no sería posible, aunque muchos quizá no hayan caído en la cuenta de semejante disyuntiva.

¡Ah!, son de Bigei…

29 05 2018

El Duende de María

Por |2018-05-29T23:31:21+00:0029 mayo 2018|Talleres|Sin comentarios

Hoy tocaba trabajar este junípero propiedad de María de Griñón (Madrid), que por diversas circunstancias no se había tocado desde hacía años y había crecido silvestre. El verde comenzaba a estar muy alejado del tronco y esa característica iba a plantearnos aplicar las técnicas a fondo, para obtener un resultado satisfactorio. Al final, se cumplió el objetivo y se consiguió que el ejemplar recreara la imagen de un viejo árbol oculto, al final de una senda perdida y alejada. En esos lugares apartados y silenciosos donde habitan pequeños seres que velan por la conservación de los bosques, tomando de ahí prestado su nombre: El Duende…

Estado inicial.

Terminado su primer diseño.

Miguel de Griñón (Madrid), alumno aventajado de la Escuela posando junto al Duende…