Escuela

Formación Trabajos Alumnos

La Escuela nace con el objetivo de profundizar y dar a conocer el Arte Bonsái. Nuestra meta es que las personas que muestren interés por comprender y valorar esta disciplina entiendan, reconozcan y sobre todo aprecien el bonsái en su justa medida y toda su amplitud. Para ello se hace imprescindible entender lo complejo que puede llegar a ser este concepto, que suele llevar asociado un sentido filosófico y una forma de entender la vida y el cosmos vertebrado en la madre naturaleza.

img_1179

Cuando te adentras en el universo del bonsái, ves que puede llegar a alcanzar cotas muy elevadas, en cuanto a técnicas y conocimientos, aunque para el lego un bonsái sea cualquier planta en un tiesto.

En consideración de todo esto, a modo de reflexión y por respeto a este arte milenario al que algunos maestros dedican toda su vida para tratar de dominar, el uso del término bonsái se debería cuidar más, pues se entiende que:

1) Un bonsái suele ser una réplica de un árbol en la naturaleza.
2) Éste debe crecer en una maceta o en un soporte de piedra.
3) Además ha de tener un atractivo estético.

img_1176

Deberá modelarse dentro de uno o una combinación de varios estilos definidos en bonsái, que no son otra cosa que la forma simplificada e idealizada (mediante su expresión artística) de los árboles que se pueden observar creciendo en plena naturaleza. Pero, ¿qué es lo que define verdaderamente un bonsái? Para saberlo debemos dibujar una línea imaginaria, que nos delimite dónde empieza y dónde acaba. Uno no puede, por ejemplo, llamar a cualquier árbol en una maceta bonsái, como no se hace con muchos que se utilizan con fines ornamentales, incluso aunque estos sean versiones pequeñas de sus congéneres de la naturaleza. Estos son todos simplemente árboles puestos en tiestos. Y no hay nada incorrecto en cultivarlos de esta forma, pero eso no es bonsái.

img_5180

Otra situación en la que rápidamente se piensa es que un bonsái es un pequeño arbolito en maceta, de los que se vende en un centro comercial o de jardinería bajo ese nombre. Ahora bien, aunque es verdad que cualquier lienzo sobre el que se pinte algo más o menos artístico se puede llamar pintura, no es menos cierto que muchas de estos cuadros no nos persuaden. Lo mismo ocurre y se aplica en bonsái, desde un concepto mucho más amplio, que persigue mostrar con un árbol un ejemplo mucho más sofisticado de un elemento de arte.

img_1177

De hecho en un nivel más avanzado, cuando se habla de bonsái, se habla de personalidad. Podríamos decir que un árbol tiene personalidad si es bueno, si tiene posibilidades de convertirse en bonsái. La cualidad más apreciada en un árbol es la vejez natural, pero esto no quiere decir que todos los árboles viejos sean buenos. Aunque un árbol sea viejo, si no tiene personalidad no será más que un árbol de jardín plantado en un tiesto. Se dice que las cosas más importantes para que un bonsái sea bueno son, por este orden: en primer lugar la base del tronco o nebari; en segundo lugar la parte baja del tronco, que impulsa el movimiento del árbol o tachiagari; en tercer lugar la buena distribución de las ramas; en cuarto el equilibro del ápice; y por último, la personalidad que vendrá de su nacimiento.

Estos cinco puntos son muy antiguos y jamás han variado…

img_3854

📌 La Escuela Sagunt Bonsái imparte Clases, Talleres y Demostraciones. Además en la Web, es posible ver los resultados conseguidos en diversos árboles que han pasado por los Talleres. También se puede conocer a algunos de nuestros estudiantes.