Bueno, os presento a este Alcornoque (Quercus suber) propiedad de uno de mis alumnos de Griñón (Madrid)… Es un árbol sobresaliente de una persona especial (gran apasionado como yo de los árboles, la naturaleza y el bonsái), por eso aunque todos mis trabajos buscan alcanzar las cotas más altas, cuando me enfrenté a este gran ejemplar lo hice con mucho cariño y el máximo respeto…

¡Que esta apasionante afición perdure dentro de nosotros por siempre!