Talleres

9 09 2018

La Madera de “La Cárcava”

Por |9 septiembre 2018|Talleres|Sin comentarios

En la Escuela Sagunt Bonsái enseñamos a nuestros alumnos a entender y respetar las maderas muertas naturales tal y como se crean en la naturaleza. En sus lugares de origen, los árboles están expuestos a una climatología adversa que provoca que las zonas muertas se desprendan de su corteza y comience una lenta erosión y descomposición, que va poco a poco eliminando las capas blandas de madera para ir descubriendo el duramen.

En el árbol que mostramos más abajo en las fotografías la madera resultaba un tanto artificial, fruto de alguna poda importante o sección del tronco. Se puede ver como carece por completo de relieves y oquedades, que aportan esa dualidad de claro-oscuros que las hacen tan interesantes.

Aspecto inicial de la madera.

Nosotros intentamos, en la medida de nuestras posibilidades a escala humana, tratar de imitar o reproducir esa forma de trabajar de la Naturaleza y por ello siempre utilizamos herramientas manuales para tallar la madera. Para ir desvelando, lentamente, las texturas escondidas bajo las capas de crecimiento (anillos) del árbol.

En la imagen siguiente podemos apreciar el resultado tras medio día de trabajo y una gubia partida (no os imagináis lo dura que puede llegar a ser la madera de un olivo que podría ser ya centenario).

Con paciencia aparecen formas sugerentes.

Somos especialistas en este tipo de técnicas y ahora solo nos queda dejar las zonas creadas expuestas de nuevo durante un par de años más a la intemperie, para que con los procesos de dilatación/contracción y la alternancia de sol/calor y frío/humedad, consigamos devolverle esa pátina gris tan característica de la madera envejecida.

9 09 2018

El Olivo “La Cárcava”

Por |9 septiembre 2018|Talleres|Sin comentarios

Estamos ante uno de los árboles trabajados a principios de septiembre en Carranque (Toledo), perteneciente a María de Griñón (Madrid). Se trataba de un Olivo silvestre (Olea europaea) virgen, es decir, que nunca se había modelado. Creemos que en unos años si se hacen bien las cosas puede resultar un olivo bastante potente, debido al gran carácter de su madera muerta (a modo de sabamiki), que se convierte en el punto focal de este bonsái con gran compacidad.

Aspecto al poco de adquirirlo su propietaria.

El Olivo el día del Taller.

Resultado del diseño, con cambio de frente y ángulo de plantado.

Fotomontaje con una maceta considerada apropiada a las características tan masculinas de su tronco.

Mostrando su imponencia y majestuosidad.

7 09 2018

Prunus mahaleb en Griñón

Por |7 septiembre 2018|Talleres|Sin comentarios

Hoy os presento este Cerezo de Santa Lucía (Prunus mahaleb) trabajado está mañana en Griñón (Madrid)… Con la siempre grata compañía de María y Mara…

Algunos dijeron de este árbol que no tenía futuro… ¡Yo creo sinceramente que sí!

¿Qué opináis?

Estado inicial.

Tras un primer diseño con cambio de frente.

1 09 2018

El Suro

Por |1 septiembre 2018|Talleres|Sin comentarios

Hoy tocaba otro árbol con carácter de Alejandro Morena de Carranque (Toledo). Se trata de un potente Alcornoque (Quercus suber) al que se le ha realizado un alambrado estructural, que nos ha permitido definir un primer diseño que lo guiará durante el resto de su proceso de formación como bonsái, hasta alcanzar su fase de refinado. Iremos viendo su evolución a lo largo de los próximos años…

Estado inicial.

Primer trabajo de formación.

Nos vemos en la próxima Entrada.

14 07 2018

Talleres en Griñón

Por |14 julio 2018|Talleres|Sin comentarios

En esta ocasión nos trasladamos a Griñón (Madrid) para trabajar dos árboles con buen potencial. El primero de ellos era un Pino Albar (Pinus sylvestris) que llevaba tiempo creciendo libre y no se le había efectuado desde hacía tiempo ningún trabajo, por lo que mostraba una silueta descuidada y empezaba a presentar problemas de alejamiento del verde del tronco. Tras un día alambrando la mayor parte de sus ramas con alambre de cobre recocido ya hace tiempo, lo que dificultaba la tarea enormemente, finalmente con el debido cuidado en su manipulación se obtuvo un resultado muy satisfactorio.

Estado inicial del Pino.

Diseño terminado (maceta fotomontaje).

Mostrando su magnitud.

El segundo árbol diseñado desde cero fue este Acebuche (Olea sylvestris), al que a su propietario otras personas le aconsejaron levantar el tronco con lo que se perdería su bonito movimiento y enterrar parte de la base. Nosotros, sin dudarlo, descartamos por completo estas ideas y decidimos elegir el frente posterior, donde se localizaba una interesantísima oquedad de madera muerta que convertiríamos en el punto focal del bonsái, manteniendo el nivel de plantado, aunque inclinando el tronco hacia el observador, con lo que lograríamos evitar que la mitad superior se dirigiera atrás.

Material de partida.

El resultado final muestra un ejemplar muy compacto, con un nebari potente, un tachiagari muy original y con mucho carácter. El conjunto presenta un buen equilibrio estático, aunque la sensación que crean la disposición del ápice, la distribución de ramas, las masas de verde y los espacios vacíos, se conjugan para evocar la figura como de dos bailarines danzando…

Primera formación de este peculiar Acebuche.