Marcial

Acerca de Marcial Yuste Blasco

Maestro de Bonsái, Instructor de la Asociación del Bonsái Español (ABE), socio de la Unión del Bonsái Español (UBE), del Bonsai Clubs International (BCI) y Redactor en la última etapa de Bonsái Actual, revista especializada en la materia. Además, ha obtenido el Certificado de Profesional autorizado con nivel Cualificado en la utilización de productos fitosanitarios. Ha escrito artículos en publicaciones de ámbito internacional, que se editan hasta en seis idiomas distintos, tales como Bonsai Focus, Esprit Bonsai y BCI Bonsai & Stone Appreciation. En la actualidad desempeña la nada fácil tarea de enseñar a los estudiantes de la Escuela Sagunt Bonsái el amplio temario de contenidos y conocimientos relacionados con el extenso universo del bonsái. La Escuela incide de forma especial en todos los aspectos relativos a un buen cultivo, los diferentes estilos, las técnicas específicas de formación según especies, las diversas propuestas de diseño, así como la multitud de normas y reglas que rigen la estética desde la perspectiva del Arte. La meta establecida se alcanzará cuando todos los alumnos adquieran un nivel avanzado en esta disciplina, siempre tomando como base fundamental de partida, el punto de vista del bonsái tradicional japonés.
19 08 2019

El Artista William Garcés

Por |19 agosto 2019|Noticias|Sin comentarios

Me llamo William Garcés Antezana y soy de Cochabamba (Bolivia). Dibujo desde que tengo uso de razón y siempre he realizado mis ilustraciones en cualquier soporte que encontraba, en papel, paredes y hasta en el ropero de mi propia madre. Ella nunca me castigó por ello (supongo que algo vería para no hacerlo) y este interés mío por los diseños me llevó a estudiar arquitectura y especializarme en la materia de paisajismo, donde terminé de apasionarme por los árboles. En aquella etapa de mi vida fue donde vi mis primeras imágenes de bonsái, aunque no recuerdo exactamente dónde. De lo que me acuerdo perfectamente es que ya por aquel entonces atraparon por completo mis sentidos y esa sensación que aún perdura hoy ya nunca me ha abandonado y sigo manteniéndola con la misma intensidad inicial.

Sin duda, para mí dibujar resulta una excelente forma de expresar el hermoso y apasionante arte del bonsái. De hecho, puedo pasarme las 24 horas del día realizando mis diseños. Mi mente está siempre activa y continuamente imagina formas caprichosas de árboles, a cuál más elegante. No cabe duda que me gustaría viajar alrededor del mundo para mostrar y enseñar el talento que Dios me concedió e ir conociendo y profundizando más sobre este noble arte.

Un gran saludo desde Bolivia a todos los amigos del bonsái. Espero, desde lo más profundo de mi corazón, que les guste y les sirva de inspiración igual que a mí lo que hago.