Alcornoques…

Hoy tocaba el turno a estos dos Alcornoques (Quercus suber). El primero de ellos es propiedad de Javier Bermejo de Alcobendas (Madrid). Se trata de un árbol ya con bastante ramificación, aunque debido a que no se le han ido aplicando las técnicas precisas y adecuadas en cada temporada (problemática que suele ser muy habitual), presentaba ramas con excesivo calibre o completamente rectas, que se dirigían verticalmente cruzando toda la copa. Para abordar su diseño hubo que prescindir de todas ellas y eliminar las restantes mal posicionadas, que crecían en lugares considerados incorrectos, si lo que se pretende recrear es la imagen de un ejemplar viejo como los que crecen en la naturaleza.

A continuación se alambró, a la vez que se iban colocando y formando las diferentes masas de verde, hasta conformar una silueta equilibrada, que acompañara perfectamente el interesante movimiento del tachiagari. Si se siguen las indicaciones dadas a su dueño, el árbol podrá alcanzar la madurez y mostrar todo su potencial.

Estado inicial del Alcornoque de Javier.

Resultado tras su diseño.

El segundo alcornoque es de Alejandro Morena de Carranque (Toledo). En esta ocasión se trataba de un primer trabajo de formación, con el que definir la estructura principal básica. Previamente ya se había hablado de abordar su diseño en estilo doble tronco (Sokan), por lo que Alex en primavera acometió el trasplante para posicionarlo con el ángulo y la situación correcta dentro de la maceta.

Debido a la distribución particular de raíces, en este primer intento no se pudo desplazar el tronco tanto a la derecha como se hubiera deseado, pero habrá que ir trabajando el cepellón para finalmente conseguirlo. Así, mejoraríamos la sensación de perspectiva y profundidad del conjunto, definida por la línea del horizonte delimitada por la sashieda (en este caso árbol secundario) y la superficie del sustrato/borde de la maceta.

En última instancia se procedió a eliminar todas las ramas sobrantes y alambrar las restantes, para definir las masas de verde y volúmenes principales. Si se siguen haciendo bien las cosas, el árbol alcanzará la etapa de refinado y se podrá apreciar al final su calidad como bonsái.

Aspecto previo del Alcornoque de Alejandro.

Primera formación.

Acerca del autor:

Maestro de Bonsái, Instructor de la Asociación del Bonsái Español (ABE), socio del Bonsai Clubs International (BCI) y Redactor en la última etapa de Bonsái Actual, revista especializada en la materia. Ha escrito artículos en publicaciones de ámbito internacional, que se editan hasta en seis idiomas distintos, tales como Bonsai Focus y Esprit Bonsai. En la actualidad desempeña la nada fácil tarea de enseñar a los estudiantes de la Escuela Sagunt Bonsái el amplio temario de contenidos y conocimientos relacionados con el extenso universo del bonsái. La Escuela incide de forma especial en todos los aspectos relativos a un buen cultivo, los diferentes estilos, las técnicas específicas de formación según especies, las diversas propuestas de diseño, así como la multitud de normas y reglas que rigen la estética desde la perspectiva del Arte. La meta establecida se alcanzará cuando todos los alumnos adquieran un nivel avanzado en esta disciplina, siempre tomando como base fundamental de partida, el punto de vista del bonsái tradicional japonés.

Deja tu comentario